Desde hace más de 50 años el cuidado del medioambiente ha sido uno de nuestros principales retos. Sabemos que planeta solo hay uno, no nos conformamos y nos esforzamos cada día para que nuestras marcas sean cada vez respetuosas.

Impulsamos la economía circular en todo lo que hacemos. Porque para cuidarte, además de ofrecerte productos saludables y ayudarte a mejorar tus hábitos, también debemos proteger nuestro entorno.

Nuestros logros

Damos lo mejor al medioambiente impulsando la economía circular


Desde 2018 hemos reducido nuestras emisiones total de CO2 un 8,59%. Además, somos la primera compañía láctea en registrar sus emisiones de alcance 3 en la Oficina Española del Cambio Climático (OECC).


Tenemos el certificado “Residuo Cero” de AENOR en todos nuestros centros de trabajo.

Damos lo mejor al medioambiente con envases cada vez más respetuosos con el planeta.

Brik sostenible hecho en un 89% con materiales de origen vegetal a partir de caña de azúcar en nuestros envases de leche y nata.

Botella de leche más sostenible, hecha en un 28% con material de origen vegetal a partir de la caña de azúcar.


Bezoya tiene el Sello AENOR 100% Plástico Reciclado. Todos sus envases están hechos a partir de otros envases ya utilizados.


Bag in box (Caja de agua). Formato de 8 y 12 litros ‘bag in box’, una caja de agua, que le permite utilizar un 60-70% menos de plástico por cada litro y ocupa un 19% menos de espacio en comparación con el equivalente en formatos de 1,5 litros.

Tetrabrik bio-based, un brik con más de un 77% de materiales procedentes de fuentes renovables y con tapón vegetal.

Los agrupadores que recubren los briks ya cuentan con un 50% de plástico reciclado.

Pajitas sostenibles. Cambiamos la pajita de siempre por una nueva pajita más sostenible de papel.

Aprovisionarnos y producir localmente también persigue minimizar la huella de carbono de nuestra actividad. Por eso, no queremos que nuestras semillas recorran más kilómetros de la cuenta.


Cápsulas monodosis compostables 100% sostenibles.