02 Ago 2019

Pascual factura cerca de 84 millones de euros en Andalucía en 2018

Calidad Pascual, referente en el sector de la alimentación en España, ha celebrado sus bodas de oro en Andalucía junto a las personas cuya labor ha sido fundamental para el devenir de dicha empresa familiar y su crecimiento en el territorio andaluz. En el último año, Pascual ha registrado una facturación de 83,8 millones de euros en Andalucía, comunidad autónoma en la que posee una destacada presencia con 6 delegaciones comerciales, situadas en Sevilla (inaugurada en 1982), Málaga (1985), Almería (1989), Cádiz (1989), Granada (1992) y Córdoba (2000), siendo además la región con mayor número de centros, lo que permite que sus productos alcancen más de 1,5 millones de hogares andaluces.  

En total, Calidad Pascual emplea en Andalucía a 150 personas de forma directa, cubriendo directamente más de 10.000 puntos de venta, con una plantilla de 110 personas orientada hacia la atención y el desarrollo de la red comercial de las delegaciones en todos sus niveles. En la actualidad, Andalucía es una de las áreas más dinámicas de la compañía, con marcas como Bifrutas, con una gran penetración de mercado, Mocay o Bezoya, que están suponiendo un gran impulso en la región. 

La Gerencia Sur es uno de los grandes pilares de Calidad Pascual en Andalucía, alcanzando una cifra de facturación de 73,3 millones de euros en el último año, resultado de “la búsqueda de un contacto cercano con el hostelero, el deseo de ofrecer un servicio de calidad excelente, con grandes profesionales trabajando por dar lo mejor y hacernos grandes”, tal y como ha apuntado el presidente de Calidad Pascual, Tomás Pascual Gómez-Cuétara, durante la jornada de celebración del 50ª aniversario organizada hoy por la compañía en Málaga. 

Pascual también cuenta con una línea de desarrollo inmobiliario gestionado a través de La Quinta Grupo Inmobiliario para la promoción de residencias unifamiliares y apartamentos en la Costa del Sol. En el último año, facturó 10,5 millones de euros y registró cerca del medio centenar de empleados. Actualmente cuenta con el proyecto El Real de la Quinta, un desarrollo de turismo residencial que contara con aproximadamente 1.600 viviendas de lujo en el mejor enclave de Marbella-Benahavís (Málaga). Este proyecto, que ocupa 202 hectáreas en la última zona de nueva construcción que queda en el centro de la Costa del Sol, será la primera urbanización española con certificado de construcción sostenible BREEAM® y destinada a convertirse en el principal foco de atracción residencial internacional del Mediterráneo a corto y medio plazo. 

Al acto, celebrado en Hotel Barceló de Málaga, han acudido alrededor de 300 personas, entre empleados pertenecientes a las diferentes delegaciones comerciales con las que Calidad Pascual cuenta en esta Comunidad, además de empleados jubilados, clientes, miembros de las tres generaciones de la familia Pascual y otras personalidades relevantes para la compañía. A través de un viaje realizado por la Primera Agencia de Viajes en el Tiempo, ‘Viaje Vital’, los asistentes han podido conocer los inicios de la compañía, su etapa de crecimiento y los desafíos que le depara el futuro, a través de vídeos, intervenciones de la familia y testimonios de empleados.